Indicadores Económicos

Dolar (T.R.M) 1.921,75
Euro 2.662,58
Bolivar 303,64
Real 859,20
Cafe (Uscent - Libra) 1,97
U.V.R. 210,6856
DTF (E.A) 3,78
Petroleo WTI 104,37

En defensa de Corpoguavio

http://www.facebook.com/pages/?Por-la-defensa-de-Corpoguavio-y-en-Contra-de-la-Fusi%C3%B3n-de-la-Entidad/260966857317387

Breves

Condenan a 34 años de cárcel a 2 paracos que asesinaron y desmembraron a 10 personas en Antioquia
 
Homenaje póstumo a Gabriel García Márquez en la Catedral Primada de Bogotá
 
Un misterioso rayo verde se mezcló con la luna roja
 
Banco de la República acelerará la compra de dólares
 
Senador Fernando Velasco fue operado por un trombo
 
Michael Schumacher enfrenta demanda por accidente de tráfico en España
 
Supersociedades dice que América debe pagarle a Duván Zapata
 
Investigan causas de la muerte de una mujer en clínica estética de Cartagena
 
En Bosa: Mató a su hijastra por celos
 
Carrusel de Contratos: Arrancó el juicio contra José Juan Rodríguez
 
Embajada de EEUU abrirá nuevos centros para expedir visas
 
Capturaron a exnovia y dos implicados en muerte con ácido
 
La Calera propone alternativas para agilizar el corredor víal a Bogotá
 
Ministerio del Interior encabeza conversatorio sobre derechos de autor
 
Campeón mundial de artes marciales realizará una exhibición en Bogotá
 

Síganos en:

JHON PUBLICIDAD

Publicidad en radio y TV - sonido y animación profesional - orquestas - artistas y los mejores espectáculos del país - grabación y producción de comerciales - vocal de la Asociación Colombiana de Locutores de Colombia- jpespectaculos@hotmail.com - jhonpublicidad_espectaculos@yahoo.es 310 320 24 33 - 310 876 26 24 

www.expresiondelguavio.com
faceboock.com/reyesbejarano
faceboock.com/expresiondelguavio
Twitter: @expresiondelgua

 

Por: Rodrigo Alberto Reyes Bejarano

Luis Mendieta Ovalle, de 53 años de edad, oriundo de Tinjacá, Boyacá, quien recientemente fue liberado en la operación Camaleón, nos relató situaciones críticas y complejas que pasó durante  11 años, 7 meses y 13 días de su cautiverio en las selvas colombianas. Este Boyacense, de cuna campesina, que vino a Bogotá a estudiar su primaria y bachillerato y luego ingresó a la escuela General Santander, donde salió oficial hace 36 años, agradece al pueblo colombiano la solidaridad ante la difícil situación que afrontó. Es hijo de Alfredo Mendieta y María Ovalle quienes a sus  82 y 75 años, respectivamente, mejoraron su situación de salud luego de la liberación de su hijo. Actualmente es el oficial de la Policía con mayor rango en Colombia y alista maletas para viajar en los próximos días a España a ocupar un cargo institucional. Disfruta con sus dos hijos, Jenny y José Luis, al igual que con su esposa María Teresa, cada instante de su vida, tratando de recuperar cerca de 12 años que estuvo en cautiverio. Mendieta fue secuestrado el primero de noviembre de 1998 cuando se encontraba como comandante de 120 policías en Mitú (Vaupés). Ese día cerca de 500 guerrilleros incursionaron violentamente, destruyeron el pueblo y se llevaron secuestrados a 61 uniformados.

Cómo es un día de rutina actualmente?
Tan pronto salí a la libertad, por la operación Camaleón, siguió un proceso en el hospital de la Policía para evaluación médica y actualmente estoy todos los días, en fisioterapia porque tengo problemas en las piernas, en la columna, en las venas, en las arterias y parte de los hombros. Necesito rehabilitación física de los músculos, de las articulaciones y de los huesos. También he viajado a otras regiones como Santa Martha, Bucaramanga y a la “tierrita”, como le decimos, a cumplir algunos compromisos institucionales y familiares. Además, sigo atendiendo a muchas personas que amablemente me invitan a diferentes actividades.
 
¿Cuando sale a la calle, la gente cómo lo ve y qué le dice?
Muy sorprendido por el conocimiento que tiene la gente de mi situación y cuando me desplazo a diferentes sitios está la sonrisa, la amabilidad, el saludo y las palabras de bienvenida a la libertad. Dicen, gracias a Dios está aquí, oramos por usted; siempre me ofrecen su hospitalidad y generosidad. En este momento no tengo sino palabras de agradecimiento con todos los colombianos.

En los próximos meses viajará al exterior a ocupar un nuevo cargo
Estamos en trámites administrativos, pero  esa es la misión que me están encomendando. Será en España en un cargo que se llama Agregaduría Policial.

En términos generales, ¿cómo se siente?
Agradecido con Dios, con la Virgen Santísima, con el Gobierno, con el Ejército y con el Ministro de Defensa por estar en la libertad. Disfrutar de tantas cosas hermosas como la familia, el entorno, la modernidad, los avances tecnológicos y la ciudad es algo maravilloso. Por lo tanto digo que dolencias de otra clase no hay porque todo es libertad.

¿Cuando llegó de su cautiverio cuál fue el impacto de ver la ciudad, los carros, el mol de hierro, la internet y el celular?
Me impactó lo que es actualmente Bogotá, las vías, el Transmilenio, porque cuando me fui era el caos en la Caracas, se veía solo vehículos echando humo. Ya no están esos buses viejos sino que hay vehículos modernos. A parte de ello las diferentes obras que se vienen desarrollando y que ojalá las terminen cuanto antes porque Bogotá se merece tener un buen sistema de transporte. Además, ver zonas verdes, una arquitectura impresionante, modernos edificios que en estos 12 años hicieron. Lo del celular estoy aprendiendo a manejar esta tecnología porque cuando me fui era una “panela grande” y ahora tiene muchas funciones. El tema de Internet la verdad no lo he podido manipular por la pérdida de visión que me produjo estar en la selva tanto tiempo. Sin embargo, me estoy habituando a ello y mis hijos y mi esposa son los maestros que me están enseñando.

¿Qué sintió al llegar nuevamente a su residencia?
Las primeras noches estuve en el hospital hablando con mi familia, la verdad dormí poco, como dos horas y posteriormente, poco a poco he mejorado esta situación y ya estoy durmiendo mejor. Al tercer día de la liberación llegué a la casa. Cuando coloque el pie en mi apartamento, el recibimiento fue muy especial y sentí una emosión inmensa por la libertad. Vinieron los plausos, la alegría de los residentes, inclusive hubo serenata esa noche.

¿Cuál fue su reacción cuando el General Naranjo lo recibió como el policía de mayor rango en esta institución y se puso a su disposición?
Tengo mucho aprecio ante las palabras tan generosas del general Oscar Naranjo, y en estos momento siento gratitud hacia él porque apoyó mucho a mi familia. La verdad lo felicitó porque ha regido los destinos de la Policía excelentemente ya que es una persona competente para ello.

¿Cuáles son sus perspectivas y qué sigue de aquí en adelante?
Cada día tiene su propio afán, esto lo aprende uno en la selva. Por ahora, seguir con el tratamiento médico, estoy tratando de nivelar algunos conocimientos institucionales, recibiendo algunas charlas y orientaciones por parte de la Policía para ir actualizándome poco a poco a cerca de ese vacío institucional que se tuvo durante estos 12 años, y enterándome por diferentes medios sobre las noticias que se produjeron en este tiempo. Es imposible llenar esos 12 años pero poco a poco lo vamos consiguiendo.

Los horrores de la selva

¿Cómo era un día de rutina suyo en cautiverio?
Comenzaba a las 5 de la mañana, escuchando un programa radial de mensajes a los secuestrados, llamado “La Carrilera de las 5”. A las 6 esperar que nos quitaran las cadenas o los candados; en el caso mío los candados, a los otros secuestrados les dejaban las cadenas pero les quitaban un candado del árbol, luego esperar a que llegara el desayuno, luego a que llegara el almuerzo y finalmente la comida, y a las 6 de la tarde esperar a que lo amarraran nuevamente a un palo, le colocaran las cadenas y los candados para pasar la noche. Fue una rutina casi que constante durante este tiempo. Varía cuando se tiene que caminar, cuando no se permanece en un sitio fijo ya que ello conlleva a que se padezcan muchos sufrimientos por los peligros de la selva, por los puentes, por los animales, por las quebradas, por los árboles y por los caños.

¿Cómo enfrentaba el peligro de los animales?
Hay que estar muy atentos, aunque algunos de los guerrilleros se ufanan de saber rezos. En el caso personal muchísimas culebras matamos al igual que los mismos guerrilleros. Generalmente se transita de día y de noche en algunas oportunidades pero hay guerrilleros que tiene su linterna y van guiando y uno va siguiéndole los pasos, aunque casi no se ve nada. La otra es a la de Dios y en el caso mío iba orando para que no me picara o mordiera alguna culebra.

¿Tuvo algún accidente?
Recuerdo una vez que íbamos subiendo de un río encadenados, con Murillo, de pronto me resbalé y fui a dar casi nuevamente al caño y él me tenía con la cadena casi que ahorcado pero llegaron unos guerrilleros y me ayudaron a salir para no caer al caño y para no quedar ahorcado por la cadena.

¿Cómo fue el trato que le dieron los guerrilleros?
Siempre será malo porque en qué parte del mundo tienen a los secuestrados con cadenas y candados; así no se utilice una palabra vulgar el trato es inhumano y degradante.

¿Los perdona?
Tuve la oportunidad de leer dos veces la biblia y el mensaje de Jesús es la misericordia, el perdón y así lo hago, porque si me queda algún resentimiento en mi corazón simplemente no podría disfrutar de la vida. Trato de no tener en cuenta estos aspectos para poder disfrutar a plenitud los momentos que me permite vivir Dios.

¿Se encontró con algún jefe guerrillero, como el Mono Jojoy o Manuel Marulanda?
Cuando fue la zona de distensión estuvo el Mono Jojoy, tres veces, y habló en dos oportunidades, también vía a otros jefes que participaban de la mesa de conversaciones.

¿Tuvo conocimiento dónde estaba secuestrado?
Es muy difícil por lo que está uno internado en la selva. Cuando fue la mesa de conversación, nos enteramos que estábamos cerca a San Vicente del Caguán.

¿Se encontró con Ingrid Betancourt?
En algún momento estuvimos cerca, recuerdo que estábamos 38 secuestrados, 28 en un lado y 10 en el otro, donde estaba Ingrid y cuando nos sacaron a una marcha larga,  de casi tres meses, hablamos como en tres oportunidades pero como íbamos enfermos las cosas se limitaron solo a un saludo y a alguna información respecto a los mensajes de la familia.

¿Pudo ver a Clara Rojas y saber de su embarazo?
Cuando estábamos los 38 secuestrados vimos que Clara estaba en embarazo, después se presenta el nacimiento del niño, lo conocimos allí porque lo llevaron como dos veces ante el grupo, incluso yo lo alcé, posteriormente viene una marcha larga y entonces ahí nos separaron y quedamos en un grupo y él estuvo con nosotros; en ese momento  éramos 11, con el niño. Casi todo el tiempo lo tenían los guerrilleros y una guerrillera era la encargada del infante, se lo llevaba a Clara un rato para que compartiera con él.

¿Supo quién era el padre de ese hijo?
No, esa es una información que tiene solamente Clara, ella es la más indicada para hablar sobre este tema. Allá se decía que el padre era un guerrillero raso, pero ese tema lo maneja solo ella.

¿Cómo es la relación interna de los guerrilleros?
Ellos tienen su programa diario, con sus respectivos jefes de cuadrilla. Hacen actividades recreativas, algunos cocinan, otros van a cargar leña, otros salen a cazar; es posible que se presente inconvenientes entre ellos pero seguramente le dan su trámite pertinente.

¿Dialogaba con los insurgentes?
Estuvimos en muchos sitios y fueron varios los cabecillas o carceleros que nos cuidaron. Con cada uno teníamos algo de conversación. Algunos que se llaman relevantes, o los que colocaban las cadenas y los candados y el que llevaba la comida intercambiaban algunas palabras con nosotros. Desafortunadamente los puntos de vista son totalmente contradictorios y uno o ellos se pueden alterar, se puede llegar a la vulgaridad, a la expresión fuerte o al grito, entonces para qué hacerlo.

¿Hubo algún momento crítico donde usted sintió morir?
Desde el primer día, pues se sabe que la vida está dependiendo de Dios. Durante todo el tiempo está uno en un abismo, pendiente del momento en que se caiga al vacio. Afortunadamente no caí sino que hubo una operación de rescate.

¿Cuántas mascotas consiguió en su cautiverio?
Tuvimos muchísimas como pájaros, gatos y al comienzo un perro. En los últimos años algunas gallinas y pollos, animales bien interesantes porque compartían con uno y nos hacían pasar un rato agradable, al menos nos divertíamos con ellos.

Hablemos de lo complejo de los operativos del ejército en la zona
Es complicado cuando hay sobrevuelos de aviones o de helicópteros así como los operativos militares. Todo eso generaba situaciones complejas en las que tocaba desplazarnos, pasando por caños, ríos, árboles grandes, enfrentar mucha humedad, traspasar las famosas chucuas, donde hay que transitar con el agua más arriba de la cintura. Cuando es tiempo de verano hace bastante bochorno y cuando es lluvia se presenta una situación de humedad muy fuerte.

¿Usted pensó que lo iban a rescatar o en escapársele a la guerrilla?
Uno siempre está pendiente en escaparse pero no se dieron las condiciones por las medidas de seguridad que ellos adoptaban. Siempre está uno mirando la selva, pensando en qué momento llega una situación de rescate en cualquier día y a Dios gracias se dio el 13 de junio.

¿Cuál es el mensaje para la comunidad de la región del Guavio?
Para todos ellos el agradecimiento especial por llevarme en su corazón. Mi reconocimiento a todos porque seguramente oraron por mí y por todos los secuestrados, contribuyendo así a que hubiera la energía para terminar este cautiverio. Cuando me encuentro con personas en la calle me dicen yo oré por usted, así que a todos los habitantes un agradecimiento especial, por las misas, por las oraciones y las marchas contra el secuestro.

¿Esas marchas hacen efecto en los guerrilleros?
En mi concepto hacen mucho efecto porque en su momento ellos decían que tenían el apoyo del pueblo, pero si éste salió y se expresó en contra de ellos y del secuestro entonces cuál es el pueblo que los apoya.

¿Cuál es el mensaje para los policías del Guavio?
Invitarlos para que sigan trabajando por el bienestar de las gentes del Guavio. Ustedes están haciendo patria desde las estaciones urbanas y rurales; ustedes colocan el pecho para que los colombianos puedan convivir en paz ejerciendo sus derechos y el policía es garante de ello.

¿Ha perdido fortaleza la guerrilla?
Lo resumiría diciendo que hace un tiempo estaban muy fuertes, pero en estos últimos 8 años han perdido muchísimo hombres en diferentes operativos, sin hablar de la reinserción que efectúan a la vida civil.

¿Teme por su seguridad y por posibles represalias de la guerrilla?
Diría que los riegos se tuvieron más allá que acá, porque mientras estuvimos todo ese tiempo de cautiverio, los fusiles  nos estaban apuntando permanentemente y usted ve que ahora no hay ningún fusil apuntándonos. Diría que vivo más tranquilo, pero obviamente que con condiciones de seguridad que se deben tomar y en eso estamos.

¿Usted siente que perdió 12 años de su vida o algo ganó en su cautiverio?
Este tiempo se perdió por la acción de los integrantes de las Farc. Casi 12 años perdidos, porque los perjuicios fueron muchísimos en la selva de Colombia; lo rescatable es la fe y la confianza en Dios y la Virgen.

¿Es creyente?
Sí, claro, soy católico y mis padres y abuelos muy creyentes, ellos oran mucho.

¿Cuál es el mensaje para la guerrilla?
Que libere a todos los secuestrados de la fuerza pública y a los civiles, que dé ese paso, que les de la libertad de manera incondicional, que ya es justo. La decisión y la palabra la tiene Cano. Libérelos a todos, paren la guerra. En el momento en que ustedes faciliten las condiciones seguramente el gobierno y los colombianos tomarán decisiones muy valiosas pero el paso inicial lo debe dar la guerrilla.

¿Cuántos secuestrados puede haber en la selva?
Tengo entendido que de la fuerza pública hay 19 y civiles hay muchísimos.

¿En esas caminatas usted se encontró con indígenas o habitantes rurales o urbanos?
Con indígenas en alguna oportunidad y cuando hubo una marcha de varios días vimos civiles en un corregimiento que se llama La Paz, en el Guaviare. Lo que pasa es que nos colocaban toallas en la cabeza para que no nos identificaran.

¿Cuántos guerrilleros permanecían con usted y coméntenos si había menores en el grupo?
Hay mucho joven, pero más mujeres guerrilleras que relativamente tienen, por su condición, una vida corta en las filas de la insurgencia. Cuando se presentó el rescate había 8 guerrilleros y el campamento base estaba conformado por 26 insurgentes.

 


 

Actualidad

EXPRESION DEL GUAVIO AHORA ES 
“LA NUEVA PRENSA”

Actualidad

POLICIA IMPLEMENTA CONTROLES Y MEDIDAS A MENORES DE EDAD EN MOSQUERA
La Policía Nacional, en ejecución de los planes preventivos de seguridad implementa medidas de control y registró a menores de edad, que al parecer se citaban utilizando las redes sociales para generar riñas y ocultaban armas blancas en sombrillas. La Policía Nacional en cumplimiento a la estrategia de Convivencia y Seguridad Ciudadana, en conjunto con bienestar familiar y funcionarios de la Alcaldía municipal realiza operativos de control a sitios públicos que son frecuentados por menores de edad como parques y lugares aledaños a los centros educativos como mediadas de control y protección.

Actualidad

CAPTURADAS 3 PESONAS MIENTRAS PRETENDIAN ASALTAR EN MEDIO DE LA CONGESTION VEHICULAR
La Policía Nacional en el Departamento de Cundinamarca capturó en las últimas horas a 3 personas mientras pretendían despojar de sus pertenencias a los viajeros que utilizan la autopista sur para salir de Bogotá. En aplicación a la Estrategia Nacional de Convivencia y Seguridad Ciudadana y gracias al monitoreo continuo e ininterrumpido por parte de la central de cámaras de Soacha con las 184 dispositivos de seguridad instalados en puntos estratégicos del Municipio y apoyados por la información oportuna suministrada por la red de cooperantes y la comunidad a través del correo Soacha seguro@hotmail.com los operadores de este sistema lograron identificar en sus monitores el momento preciso en que pretendían hurtar a los viajeros en medio de la congestión vehicular, mientras salen de la ciudad en el puente festivo más largo del año.

Actualidad

RED DE APOYO PARA PREVENCIÓN, INFORMACIÓN DE EVENTOS EXPREMOS Y AUMENTO DE LA SEGURIDAD EN CUNDINAMARCA
El fortalecimiento de la seguridad, el reporte oportuno de hechos relacionados con desastres naturales y gestión del riesgo, especialmente en zonas rurales de los 116 municipios del departamento, son una realidad, gracias a la puesta en marcha de un proyecto único en el país, a través de una Red de Apoyo conformada por los líderes de las Juntas de Acción Comunal de Cundinamarca y las principales autoridades civiles, militares y de policía, municipales y departamentales, que funciona por medio de celulares Avantel. Esta Red de Apoyo funciona a través de celulares con el servicio de Avantel, por medio de una novedosa aplicación denominada “Alértese”, que ofrece diversas opciones para el reporte de información, envío de fotografías y descripción de la situación en tiempo real, que llega al Centro de Monitoreo que funciona en Bogotá D.C., en la línea 123 de Cundinamarca.  Este proyecto de la Red de Apoyo, hoy cuenta con cerca de 6.500 miembros en los 116 municipios y tiene el propósito principal de informar y prevenir hechos que afecten o puedan afectar a la comunidad, especialmente a los habitantes de zonas rurales de Cundinamarca.

Actualidad

SE CAE LICITACIÓN PARA COMPRA DE CARROS EN LA CAMARA DE REPRESENTANTES 
Gloria Inés Raigoza, directora Administrativa de la Cámara de Representantes, aseguró que la seguridad de los congresistas estaría en riesgo debido al vencimiento del actual contrato interadministrativo de arrendamiento de vehículos blindados que tiene suscrito la corporación con la Unidad Nacional de Protección (UNP) del Ministerio del Interior.  El actual contrato interadministrativo que proporciona los vehículos a los parlamentarios es sujeto de investigación por parte de los organismos de control por presuntas irregularidades en el momento en que fue suscrito. “Nuestra responsabilidad es la de salvaguardar la seguridad de los congresistas y ante el inminente vencimiento del contrato, debo tomar decisiones oportunas y asertivas. En cualquiera de las alternativas, desde un comienzo, solicité acompañamiento de los organismos de control”, advirtió.